Blogia
SIENTO DEJAR ESTE MUNDO SIN PROBAR PIPAS FACUNDO

Eagle

Eagle

Ayer, paseaba por el centro de Zaragoza cuando me acordé de un recado que debía hacer. Con pocos euros en el bolsillo, bajé por el paseo Independencia mientras el caos y la confusión llenaban el ambiente. En la puerta de Diputación había una concentración de sindicalistas. Sus pitidos y gritos me gustaron, el follón, la vida, una sociedad despierta… Por unos momentos, me olvidé de lo que debía hacer y desde una esquina me quede admirando tal explosión de sonidos. Como no eran demasiado agradables, pronto renuncié a seguir allí de pié, y emprendí mi camino. La calle Alfonso. La violinista rusa seguía allí como la última vez, pero comentaba a unos transeúntes cómo la crisis también le afectaba a ella. El castañero hacía negocio del frío, y los abrigos no dejaban de ir de un lado a otro, deprisa. En la administración de lotería también había un cúmulo de gente esperando que unos números cambiaran el destino del día siguiente.

 

Llegué a la librería donde tenía que comprar dos cómics. Al verlos me asuste, porque al descrubrir el grosor y la calidad del papel, pensé que no tendría el dinero suficiente para adquirirlos, pero no fue así. Después de una animada charla con el librero, los compré. Hice el camino inverso de vuelta a casa. Calle Alfonso (abrigos), Independencia (pitidos) y al llegar a la Plaza Aragón, me acordé de la sala de exposiciones de Caja Madrid. Me acerqué con la ilusión de descubrir que mostraban los dibujos de Forges. ¡genial¡ Iba a entrar, pero un cartel en la puerta me lo impidió. CERRADO POR GRABACIÓN. Pos nada, con cara de tonta, me dije pues a casa, ya vale por hoy. Así que pille el 40. Como no pasaba nada interesante dentro del bus urbano, abrí la bolsa con los cómics, y cogí el primero que pille.

 

Y la verdad es que me he enganchado. Su título es ‘Eagle. La forja de un presidente’. Cuenta, a modo de viñetas, la historia del primer candidato asiático-americano que quiere llegar a presidente de EE.UU. Lo primero que tengo que avisar es que Kaiji Kawaguchi, autor del volumen, escribió esta serie mucho antes de que Obama saltara como la gran esperanza demócrata. La primera edición es de 1998, pero creo que es ahora, con la actualidad política, cuando el cómic ha triunfado en el Viejo Continente. La historieta está entretenida. A través de un periodista japonés, Kawaguichi saca a la luz todos los tejemanejes de la política de un partido norteamericano, desde la primarias hasta…. Los protagonistas son un joven periodista de prensa escrita japonesa que es elegido para que siga la campaña electoral de Kenneth Yamaoka y el mismo Kenneth Yamaoka, primer candidato de origen nipón que alberga la esperanza de llegar a la Casa Blanca.

 

Interesante lectura, en la que todavía estoy inmersa, sin quererlo…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres