Blogia

SIENTO DEJAR ESTE MUNDO SIN PROBAR PIPAS FACUNDO

Me mudo

Adiós Blogia, adiós. Tras muchos años, he decidido abandonar el nido y echar a volar. Ahora me podrán seguir en http://sinprobarpipasfacundo.wordpress.com/

Os espero con nuevas historias y misma ilusión

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una mañana para la esperanza

Una mañana para la esperanza

“Tenía un jefe que no se leía lo que yo escribía. Así que decidí meter párrafos y cosas que atacaban su ideología entre los artículos. No se dio cuenta”. Esta anécdota, que ha pasado por  la cabeza de casi todos los redactores de un periódico, pertenece a Bru Rovira. Rovira es un periodista con una larga trayectoria en prensa escrita. Trabajó para La Vanguardia durante un poco más de dos décadas, dejando un legado de cientos de textos que aún hoy suscitan interés. Este medio le ha permitido recorrer la geografía de los conflictos de los últimos años. De Albania a Bosnia, pasando por África, ha dibujado con sus palabras la realidad social de cada país, la mirada de los otros, acercando a los europeos lo que ocurre más allá de la zona Euro. Lamentablemente para los lectores del rotativo catalán, Rovira abandonó su trabajo allí hace un año, pero no ha dejado de escribir.

Su mirada es viva. Nada hace pensar que ha dedicado más de media vida a este duro oficio que es el periodismo. Optimista, nos comenta a los jóvenes que lo escuchamos en el Taller de Periodismo Digital de Huesca que no está todo perdido, que a pesar de que los tiempos están cambiando es momento de hacer la “revolución”. Una revolución pacífica donde “no hay que destruir el Palacio de Invierno, sino tomarlo para transformarlo”. Buen consejo. A diferencia de muchos motivadores de conciencias, da alguna pista de cómo hacerlo. Escribir por encargo es uno de ellos. “Podéis llevar vuestros proyectos a las onegés. Os pueden financiar”, comenta. Dentro del mismo sistema apunta a la museística como otra solución. “Gervasio Sánchez lo hace. Las Cajas o los museos le pagan y luego exponen sus trabajos”.

Sus palabras nos conducen por el camino esperanzador de que el periodismo no está muerto, por lo menos el bueno. Entre conversaciones y recuerdos del viajante, el grupo llega a la conclusión de que la crisis de la prensa en gran parte es por culpa de los contenidos. Con Google como gran Dios de la información y la fibra óptica a mano, el papel tiene que dar algo más, un plus. Para lograr ese beneficio añadido “hay que salir a la calle”. “El periodismo ahora mismo se ha convertido en personas sentadas en la redacción que hacen las noticias desde allí”. Pérdida de calidad. “Cuando yo era jefe de la sección de Espectáculos en La Vanguardia, les decía a los que trabajan para mí que no los quería ver allí, que salieran a la calle y que no volvieran hasta la tarde”. Razón no le falta.

Rovira advierte que hay que tener los ojos bien abiertos y que en el mayor desierto un simple grano puede ser una historia interesante. Un bar en medio de Albania puede servir para explicar el proceso de apropiación de terreno en el país. Un teléfono de un contacto en la misma sección del periódico es capaz de hacerte descubrir una supuesta red de trata de menores…Historias en las que avisa: “Hay que ser escépticos. Ni los buenos son tan buenos, ni lo malos tan malos”. Huir del maniqueísmo para no caer en el fanatismo.

Sus palabras nos guían por el romanticismo que ha hecho de muchos de los presentes unos eternos aspirantes a escribir una buena historia. No obstante, a pesar de todo lo expresado en la sala, el pesimismo no abandona a una generación maldita harta de ver cada día todo lo que no debería ser y es. De dejar las decisiones a los anuncios, de olvidar la voz de quienes no compran periódicos o simplemente de disponer de una tarifa plana en el móvil…

 

La fotografía pertenece a Bru Rovira de su serie Maternitats.

Había una vez un circo

Había una vez un circo

Una carpa montada por fuera al estilo tradicional alberga un nuevo concepto circense.  La Baro d´Evel Cirk Compagnie ha montado sus caravanas nómadas en el recinto ferial de Huesca y permanecerá en las mismas hasta mañana domingo, convirtiendo el frío asfalto oscense en un rincón del recuerdo de la infancia. La compañía francesa, con la presencia del catalán Blai Mateu Trias, regalará al público tres pases de su espectáculo “Le sort du dedans”, una experiencia sensorial que conducirá a los asistentes por un mar de de intriga, humor, temor e incluso de compasión.

La puesta en escena, que a priori parece sencilla, se va desperezando a cada segundo para ocupar todo el espacio envolvente del recinto. Tres actores/cantantes/acróbatas/clowns son los encargados de transformar lo cotidiano de su cuerpo en instrumentos de toda tipología. Bajo el ritmo de un contrabajo y de un juego de luces y sombras, los artistas rítmicamente mostrarán una amalgama de movimientos, creando un ambiente sobrecogedor que impide la distracción y ahuyenta los pensamientos de la vida fuera de la carpa.

En un circo no pueden faltar los animales. En medio de la belleza de la simple silueta  del cuerpo de una persona aparecerá la majestuosidad de un caballo. Un caballo con toda su fuerza y sencillez. Un animal imponente y educado capaz de doblegarse ante la hermosa voz humana.

Un nuevo concepto que lleva al circo un paso más allá fusionando la esencia misma del arte para encoger desde el primer minuto el corazón de los asistentes y no dejarles respirar hasta que la función acaba.

La entrada cuesta 12 euros en taquilla, sin embargo su valor escénico no tiene precio.

La foto es de la página de Periferias

Reflexión unas horas después del comienzo de la Huelga

El 29-S será una fecha para recordar. Un punto de inflexión dentro de los sindicatos. ¿Cómo puede ser que en el mayor momento de retroceso de derechos del trabajador de a pie la huelga haya tenido tan poca incidencia? ¿Por qué el odio y la rabia hacia los representantes de los trabajadores?

El modelo de sindicalismo decimonónico importado de décadas pasadas tiene que modificarse. Ahora, la ideología de la sociedad ha cambiado, aunque quizá también radique en ese hecho parte de la decadencia. Idealistas de los de antes quedan pocos y se pueden contar con las manos dentro de cada sindicato. Ver como determinados grupos sindicales se han acercado a los partidos para convertirse en un instrumento más de su política, no les ha beneficiado. No han sabido dar respuesta a la crisis y han cedido en muchos aspectos con el gobierno socialista, quizá pensando que, dando cancha a un supuesto órgano progresista, aún había algo que salvar.

Cierto es que no son ellos quienes han creado la crisis. No nos olvidemos, pero también es verdad que gran parte de la sociedad se siente decepcionada porque han salido a la calle a raíz del recorte presupuestario de clase funcionarial de este estado. Además, de la cruenta reforma laboral como ellos indican, pero a los trabajadores no institucionales les duele que, con todo lo que lleva cayendo desde octubre de 2.008, no se haya convocado nada antes. Un fallo garrafal, que puede ser el principio del cambio.

 Otro de los problemas somos los jóvenes. La Generación no X, sino Z (somos los últimos en todo). Crecimos en años de bonanza. Estudiamos, viajamos, intercambiamos experiencias con otros jóvenes europeos y decidimos que queríamos ser como ellos. Con licenciaturas, másters, posgrados, doctorados y, la biblia en verso, nos vemos inmersos en una situación de la cual no somos los culpables. Sin embargo, parece que se han olvidado de nosotros. Permiten que trabajemos sin contratos, sin seguridad social, por cuatro pesetas y con horarios infrahumanos. Ahí nadie dice nada. Silencio.

 Por estas y muchas más razones que cada persona pueda aportar sería el momento de reflexión, de cambio. Es tiempo de sentarse, pensar y pensar y pensar. ¿Cómo hacer ver que el enemigo no es el que defiende sino el que ataca? Suerte.

 

MTV, TDT en estado puro

MTV, TDT en estado puro

Llevamos casi medio año con la TDT, la supuesta revolución de la TV. Hace unos días leía en algún lugar, no recuerdo bien donde, que por mucho que cambiemos el medio si no cambias la oferta dicha revolución no existe, es decir, que por mucho que haya más canales si siguen programando lo mismo que antes, pero repetido más veces, pocos cambios ha habido. Evoluciona la tecnología, pero no el mensaje.

La verdad que parte de razón tenía. Muchos de los canales ya existían. Uno de ellos, la MTV, se emitía desde hace años en plataformas digitales como el Canal Satélite. Ahora es en abierto y todos, democráticamente y gratuitamente,  podemos disfrutar de las lindezas de este canal. Telebasura en estado puro. Vidas de celebrities en minipíldoras de menos de un minuto, realities de chicas embarazas a los 16, tunneados de coches, bailes raperos, series de adolescentes (también Cougar Town, la excepción) y el programa que voy a comentar el “Made”.

En una sobremesa dominguera lo descubrí. El argumento sería el siguiente: Adolescente infeliz por su modo de vida llama a un programa para que un tutor personal (un guay) le acompañe en el nuevo camino que cambiará sus vida para convertirlo en lo que siempre ha querido ser.  Una especie de adaptación del cuento de Cenicienta a un ‘teenager yankie’. No tiene desperdicio.

Los aspirantes suelen ser pringadetes, carne de mobing escolar, que, ingenuos ellos, creen que por salir en la TV dejarán esos roles. He tenido la ‘suerte’ de ver tres capítulos. En el primero, la típica gordita empollona fea y con bigote quiere que dejen de mirarla como a una ratita de biblioteca porque lo que más desea en su vida es ser una B-Girl. ¡Toma ya! Tiene 43 días para conseguirlo. Le llevan a un monitor personal para hacer que ese ser sin ritmo ni gusto estético consiga romper la pista… No podía dejar de imaginarme a los raros de mi clase del colegio en esa situación… Lamentable. El tutor no solo tenía que lograr su metamorfosis en una chunga de barrio, sino que le empujaba a que saliera con uno de los chicos normales del instituto. Con una cámara detrás, cualquiera liga.

Los otros dos episodios trataban el tema de un obeso heavy con serios problemas de acné que quería ser modelo de pasarela y el de un chico con problemas sociales serios que quería ser el rey de baile de fin de curso. Taaaaaaaaan americano. Por supuesto, todos los aspirantes a ser lo que se proponen, lo consiguen.

 He aquí la reflexión. Si en la vida real tuvieras la posibilidad de conseguir a un ser, ente, monstruo o cosa para que te guíe a cambiar lo que deseas de tu vida para transformarte en algo que no eres, ¿Qué querrías ser? ¿Quién sería tu maestro? Y si un canal quisiera hacer realmente la ‘revolución’ ¿Qué programaría?

He vuelto

He vuelto

Me enfrento a una hoja en blanco. Al vacío y al pasado. Cuando tenía ideales y creía que las cosas, si alguien se lo proponía, podían salir bien. Hoy regreso al blog, espacio de libertad donde expresar lo que pasa, sin censuras y, como diría alguno, “a calzón quitado”.

Mi vuelta viene provocada por muchas situaciones. Pero la más importante es no dejarme convertir en una autómata más. Me he abandonado y acomodado, quizá por stress, desilusión o anulación, pero no quiero seguir igual. Anhelo volver a bucear por temas menos livianos y más interesantes. Deseo olvidarme de la piel para sentir las entrañas. Me gustaría tomar las riendas de mis pensamientos y expresarlos tal y como los siento. Pueden denominarme como elemento peligroso de desestabilizar a quien sea, pero estoy cansada del mirar hacia otro lado y asumir que la sociedad está sucia e impregnada de mierda. Me da igual, aún tengo la esperanza de que no está todo perdido. He vuelto.

Sobreexplotación mediática

Sobreexplotación mediática

La verdad que los datos asustan. Abras el periódico, enciendas la radio o cambies de canal solo se oyen voces pesimistas sobre lo que se nos viene encima. Creo que gran parte de esta neurosis la están utilizando grandes empresas para conseguir aumentar sus beneficios, poniendo contra las cuerdas a los trabajadores. Es una vergüenza que una entidad que gane miles de millones de euros tenga la desfachatez de jugar con el miedo a la nada y los números (incomprensibles muchas veces) para coaccionar a los miembros de las plantillas.

 

Cuecen habas en todos los cuentos. El otro día viniendo hacia Zaragoza me contaban que El País había propuesto rebajar el sueldo de sus redactores. Como recogía Escolar en su blog, el hecho en sí no sentó muy bien y fue rechazado por la Asamblea de Trabajadores. Enric González quiso expresar su indignación con la iniciativa anticrisis en la columna que tiene en este periódico el pasado viernes (3 días antes del Día Internacional de Libertad de Prensa), digo lo quiso expresar porque esa opinión jamás vio la luz en las páginas del diario de Prisa.

 

Hoy no sé si habrá vuelto a su lugar la columna de González porque tengo que confesar que ya casi no compro dicho rotativo, por muchas cosas, pero sobre todo por la decisión anticrisis de suprimir El Pequeño País (así, apostando por los futuros lectores). Sino igual es que González ha pasado a engrosar el ejército de cifras para seguir asustando a los incautos y precavidos.

La caída del séptimo arte

Hoy han salido las cifras del cine en nuestro país en 2008. Lo que más pena me da es que Huesca y Teruel estén en el puesto 49 y 51 (cuarto por la cola y penúltimo) en el número de espectadores.  Colista es Melilla

Qué lindo monito

Qué lindo monito

La actualidad informativa ha sacado estos días a la luz la historia de Santino, un chimpacé que vive en un zoo sueco y que es especialmente simpático con los que le van a ver.

Santino es un caso excepcional para la ciencia. Este primate tiene una afición “maquiavélica”. Pasa las horas puliendo las piedras que hay en su jaula para después lanzarlas contra los visitantes del zoológico. La comunidad científica lo pone como un ejemplo más de las similitudes entre este animal y el hombre. No por la maldad de sus fines, sino por la acción de planificar del mono, ya que ésta es un rasgo esencialmente humano.

A mi lo qué más me sorprende de esta historia es el nombre del primate. ¿Por qué un mono sueco se llama Santino? ¿No os recuerda a un nombre típico de mafioso del sur de Italia? ¿Puede marcar un nombre la actitud de quien lo posee?

Nieve

Nieve

Había guardado ya mi ropa de invierno. Mi bufanda descansaba en el primer cajón de mi cómoda esperando a que pasará el buen tiempo. Pero ayer, tuve que sacar de nuevo guantes, bufanda y jerseys gordos, puesto que nevó. Qué horror. Lo más curioso del día fue ver a una pareja de africanos, vestidos con sus típicos trajes coloridos, haciéndose fotos con la nieve de un coche. Pensé que era que les hacía gracia la nieve, pero después me di cuenta que el vólido era un Mercerdes. Así que no sé a qué hicieron la foto. Yo me quedo con la idea romántica de que fotografiaron el manto blanco que ayer cubría la capital altoragonesa.

Tocino y velocidad

Tocino y velocidad

El sábado por la mañana tuve fiesta en el trabajo. Aprovechando el tiempo libre que se me concedió (se desató mi grillete) acudí a la DPH (Diputración provincial de Huesca) a ver una exposición de fotografía sobre frases y referencias de Ramón J. Sénder en sus libros. Un homenaje en el año que el gran genio de las letras aragonesas, o altoaragonesas como dirían por estas tierras, cumpliría 108 años. Con esa idea, Leiva y Dachén recogieron varias imágenes con sus cámaras. Cada autor plasmó dos paisajes diferentes que definen dos etapas de la vida de Sénder.

 

Uno de los dos fotógrafos, Leiva es americano y desarrolló su trabajo en la zona de Albuquerque (EE.UU). Una cosas de las que te pueden pasar en Huesca es estar en una exposición es que esté uno de los autores de las obras. Y así fue. Leiva hablaba con unos curiosos cuando llegué a la sala. No tenía que haberlo hecho, pero me quedé escuchando, y me pareció un hombre simpático. Cuando se despidieron de él, me acerqué preguntándole por una de las fotografías.

 

A él le hizo mucha ilusión, y entablamos una conversación muy entretenida, entre dos ‘forasteros’ en Huesca. Conversamos sobre varias cuestiones de idiomas (utilizó la expresión china chana), de adaptación, de viajes, por su puesto de fotografía, y cómo no de Zaragoza.

 

Recordamos la base americana, la anchura del Ebro, el puente de piedra. Sin embargo, lo que más me marcó de aquella conversación entre dos desconocidos fue lo siguiente: Muchos de sus amigos americanos que han venido a Huesca a visitarlo, primero han tenido que pasar por Zaragoza. Y un gran número se han quedado impresionados por la grandeza del Pilar. Hasta ahí, más o menos entra dentro de la lógica. Pero ¿A qué se refieren con quedarse admirados por el Pilar? A que a muchos de ellos el Pilar les recuerda al Kremlin. ¡Toma ya!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Gomorra

Hace unas tres semanas visite Italia, más exactamente Roma. Me pareció buena idea leerme durante el viaje el libro de Roberto Saviano de "Gomorra". Un retrato de realidad de la Camorra en tierras napolitanas. Ya sé que Roma no es Nápoles, pero al fin y al cabo son Italia, esa república que nunca deja de sorprender. Al principio pensé que era una temeridad leer estas páginas en los medios de transporte italianos (me encanta provocar), pero enseguida me dí cuenta que Gomorra se vendía como la espuma en el país de Berlusconni (Había numerosas ediciones de todos los tamaños, con todo tipo de portadas).

El autor nos desvela la realidad de un grupo mafioso que se ha reinventado en la vestimenta y en los modos por la influencia del cine americano, pero que en el fondo sigue siendo la misma mierda de siempre. Saviano da el dato de que la Camorra es la organización criminal que más persosonas ha matado desde 1995. Venganza, sangre fría, drogas, mozzarela, tela, adolescentes muertos antes de tiempo... El joven Sabiano ha comentado en varias ocasiones que es un muerto en vida, puesto que tras la publicación de la obra, la Camorra le ha dejado bien claro que no está bien visto que siga en el mundo de los mortales.

Hoy me he acordado del libro por dos cosas. Una porque he leído en algún lugar que Simon Peres, jefe del estado israelí, ha invitado a Saviano a quedarse a vivir en Israel para huir de la amenaza. (De mal en peor). Y otra porque hoy toca en Huesca un grupo argentino de Tango (de renovación, qué narices será eso) que casualmente se llama La Camorra. 

Dos post en un día

Dos post en un día

Tres cafés, y el ritmo de vida que llevo hacen que hoy tenga insomnio. Quizá sea por eso que me he acordado de que tengo blog, que antes actualizaba a diario, incluso lo hacía un par de veces al día, que aquellos días tenía la necesidad de escribir, de pensar, de intercambiar ideas... He estado cotilleando aquellos post, un diario de casi un año y medio lleno de anécdotas, paranoias y tontadas. He descubierto una lista de las cosas que tuvieron sentido en 2007, hoy quiero hacer lo mismo con 2008. Un acto de nostalgia y recuerdo sí, pero también un acto de que esto parece que va a renacer.

  • Las tertulias de jóvenes en Aragón Radio
  • Las interminables clases de montaje haciendo el video de Ricardo Joven
  • Zultura.com
  • Marina
  • Descubrir que el Ebro tenía orillas en las que poder pasear
  • El Iceberg
  • Maribel Moreno
  • La Baja Aragón
  • Las horas en el "hierbín"
  • Los premios de la música aragonesa
  • El primer día en Heraldo
  • Los cafés en el Capone
  • La luna llena sobre el pabellón puente
  • Andrés Calamaro cantando "Paloma"
  • Bolaño
  • El Congreso de Periodismo Digital de Huesca con Escolar y la quiniela
  • Mis compañeros becarios
  • Huesca Deportes
  • Buses y trenes constantes
  • Correr para llegar
  • Alcañiz y los cars
  • LZ 127
  • No tener vacaciones
  • La vuelta de la Bea
  • American Splendor
  • Las salas de cine vacías
  • Mi Hp con el maldito Vista
  • Roberto Sánchez, Paula Ortiz
  • La ensalada de aguacate
  • Pekín 2008
  • El documental de Hobby de Ciro Altabás
  • Mi cumpleaños en un japonés
  • La despedida del máster
  • La fila de las acreditaciones de la expo
  • El caimán del acuario
  • Los fuegos artificiales
  • Los pilares lejos de interpeñas y valdespartera
  • Los menús de la facultad
  • Los menús de Kike
  • El tomate de pueblo
  • La puesta del pin de licenciada
  • La exposición de Gervasio Sánchez de Vidas Minadas del Palacio de los Morlanes
  • El jazz en Puerta Cinegia
  • No coger un coche en 365 días
  • Los bocadillos de la urbana
  • Las barbacoas en casa de Clara
  • Ciudadano Kane
  • La Ópera
  • Ismael Serrano en el puerto paumayen (¿?)
  • Ir al estreno de Indiana Jones
  • Sentarme en la silla de Matías Prats
  • Pasear por el plató de Aida, la Tira y el Internado
  • Unirme a Facebook
  • Los bocadillos de calamares en la plaza de los sitios con la poli pisandonos los talones

 

 

Regreso fugaz

Regreso fugaz

Voy a actualizar esto no me vayan a descatalogar, y pase a ser basura de principios del siglo XXI. Poco que comentar. La actualidad se mueve entre triquiñuelas del PP que han saltado a la vista; ex-ministros que cazan ilegalmente, una chica que empezó su carrera rondando en el secarral de alrededor de Zaragoza se ha llevado un Oscar (junto a ella estaba el sempiterno Luis Alegre);parecer ser que Publio Cordón sí que ya no está entre los mortales, el mundo se hunde por la crisis y una de las soluciones es abaratar los despidos; Malena Gracia se casa; Granjero busca esposa llega a su fin (espero que durante su rodaje no sufriera daño ningún animal); en Fraga hay una red de venta de caracoles ilegales (no confundir con el timo del caracol vacio)... Y me pregunto, ¿No sería más feliz sin saber estas cosas?

Rebajas

Rebajas

Enero suena a rebajas. Por fin, ropita barata. Sin embargo, no sé porqué este año son una verdadera patraña. No entiendo mucho de moda (no leo Vanity Fair, ni telva ni ese tipo de revistas), pero he ido de rebajas tres días y no he encontrado nada que merezca la pena. Los precios están por lo suelos eso es cierto, pero la gama de productos que han sacado este año parece que la tenían por lo menos desde hace una década en el almacén.

Todo es oscuro. En tiempos de crisis, ¿no sería mejor ponerle un poco de color a la vida? No hablo de amarillos fosforitos, ni rosa furcia solo de un pequeño toque de animación. Otra cosa que no estaría mal es que los jerseys tuvieran mangas. ¿Quién coño se las cortó? ¿Era idiota? ¿No tenía brazos?

En fin, con o sin rebajas, mi vestuario sigue siendo el mismo. Si alguien conoce algún lugar donde comprar una sudadera o una prenda que abrigue y sus mangas lleguen hasta la muñeca, por favor que deje un lindo comentario.

Paranoia mental

Uff tengo esto más que abandonado, pero creedme no tengo tiempo de nada, y si a eso le sumamos que en mi casa oscense solo tengo Internet cuando mi vencino no apaga su router... En fin., se acerca la Navidad, y según los malaugureros, la peor en muchos años por la crisis. (En vez de besugo, en todas las casas van a servir pollo). Como yo siempre estoy en crisis no he notado el descalabro de la economía mundial por el momento, así que la pasaré igual que todos los años. Aunque, he de reconocer que no di cuenta la gravedad del tema hasta que me planté delante de El Corte Inglés, y vi su decoración de este año...

Corto, pero crítico

Sin titulo

Sin titulo

Un día cualquiera, en el autobús de siempre, con los mismos pensamientos, los cristales empañados y los empujones molestos. La mente vuela en busca de un lugar donde descansar un poco de las luces y el gentío. Una vez conseguido el aislamiento deseado, un grito desde el fondo del vehículo hace que regrese a la realidad, pero demasiado de golpe.

 

En el carril contiguo hay un 40 parado. Fuera la imagen me estremece. Un conductor de tuzsa está llorando, mientras que los que debían de ser los pasajeros del bus siniestrado están blancos y con la cara desencajada. Algunos permanecen inmóviles en la acera, otros hablan nerviosamente por el móvil en busca de un consuelo al otro lado del teléfono. Un semáforo maldito hace que nos detengamos y veamos la escena como testigos fortuitos. Una luna rota, la policía. Unos pasos más adelante, detras de un opel asoman unos pies inertes de lo que parece ser un chico joven. El conductor de ese vehículo hace aspamientos, explicando a un hombre lo que ha debido de suceder. No quiero mirar, pero el microsegundo que el destino me ha regalado como un veneno cruel, me hace ver como uno de los policías locales se acerca a los pies y mueve la cabeza de un lado a otro, dando a entender que ya no hay nada que hacer allí.

 

El autobús no arranca. Miro al frente con el estómago revuelto. A mi  lado una señora mayor se santigua, otra lanza gritos de lamento, el resto nos mantenemos callados. Por fin el semáforo se pone en verde. Arrancamos y seguimos nuestra ruta, en silencio. Levanto de nuevo la vista, y observo a los ojos a una de las pasajeras, que como yo me mira, pero parece no verme. Decido coger el móvil e inconscientemente marco un número de teléfono memorizado… No dejo que al otro lado contesten, y antes de oír cualquier voz, yo ya me he anticipado para decir: Te quiero, nos vemos en nada.

Esto me parece demasiado

Esto me parece demasiado

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Eagle

Eagle

Ayer, paseaba por el centro de Zaragoza cuando me acordé de un recado que debía hacer. Con pocos euros en el bolsillo, bajé por el paseo Independencia mientras el caos y la confusión llenaban el ambiente. En la puerta de Diputación había una concentración de sindicalistas. Sus pitidos y gritos me gustaron, el follón, la vida, una sociedad despierta… Por unos momentos, me olvidé de lo que debía hacer y desde una esquina me quede admirando tal explosión de sonidos. Como no eran demasiado agradables, pronto renuncié a seguir allí de pié, y emprendí mi camino. La calle Alfonso. La violinista rusa seguía allí como la última vez, pero comentaba a unos transeúntes cómo la crisis también le afectaba a ella. El castañero hacía negocio del frío, y los abrigos no dejaban de ir de un lado a otro, deprisa. En la administración de lotería también había un cúmulo de gente esperando que unos números cambiaran el destino del día siguiente.

 

Llegué a la librería donde tenía que comprar dos cómics. Al verlos me asuste, porque al descrubrir el grosor y la calidad del papel, pensé que no tendría el dinero suficiente para adquirirlos, pero no fue así. Después de una animada charla con el librero, los compré. Hice el camino inverso de vuelta a casa. Calle Alfonso (abrigos), Independencia (pitidos) y al llegar a la Plaza Aragón, me acordé de la sala de exposiciones de Caja Madrid. Me acerqué con la ilusión de descubrir que mostraban los dibujos de Forges. ¡genial¡ Iba a entrar, pero un cartel en la puerta me lo impidió. CERRADO POR GRABACIÓN. Pos nada, con cara de tonta, me dije pues a casa, ya vale por hoy. Así que pille el 40. Como no pasaba nada interesante dentro del bus urbano, abrí la bolsa con los cómics, y cogí el primero que pille.

 

Y la verdad es que me he enganchado. Su título es ‘Eagle. La forja de un presidente’. Cuenta, a modo de viñetas, la historia del primer candidato asiático-americano que quiere llegar a presidente de EE.UU. Lo primero que tengo que avisar es que Kaiji Kawaguchi, autor del volumen, escribió esta serie mucho antes de que Obama saltara como la gran esperanza demócrata. La primera edición es de 1998, pero creo que es ahora, con la actualidad política, cuando el cómic ha triunfado en el Viejo Continente. La historieta está entretenida. A través de un periodista japonés, Kawaguichi saca a la luz todos los tejemanejes de la política de un partido norteamericano, desde la primarias hasta…. Los protagonistas son un joven periodista de prensa escrita japonesa que es elegido para que siga la campaña electoral de Kenneth Yamaoka y el mismo Kenneth Yamaoka, primer candidato de origen nipón que alberga la esperanza de llegar a la Casa Blanca.

 

Interesante lectura, en la que todavía estoy inmersa, sin quererlo…

¿Pueden?

¿Pueden?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres